Darío (Pogrom): «…como banda durante años lo que la sostuvo es el espíritu épico, esas ganas de hacer cosas a pesar de no tener los medios y recursos, entonces si defino a Pogrom la defino como una banda que siempre le gustaron los desafíos y nunca se dejó intimidar por las limitaciones…».

Darío (Pogrom): «…como banda durante años lo que la sostuvo es el espíritu épico, esas ganas de hacer cosas a pesar de no tener los medios y recursos, entonces si defino a Pogrom la defino como una banda que siempre le gustaron los desafíos y nunca se dejó intimidar por las limitaciones…».

20 junio, 2021 0 Por Leandro Calvet

Foto: Carolina Vera

 

Editing, research, links, assembly of the interview and publications in social networks: Leandro Calvet (owner and founder of Metal World). // Journalist: Claudio Martín Ayala

 

Una nueva entrevista de nuestro Cronista Claudio Martin Ayala para Metal World. En esta oportunidad estuvo hablando con Darío Ordoñez, guitarrista de la banda de Death Metal de la Ciudad de Salta, Argentina, POGROM.

Formada a principios de los noventa, es una banda reconocida en la escena del Metal extremo argentinoCompartió escenario con Hermética, Devastación, Almafuerte, Lobotomy, Morbid Angel, Nervosa, entre otros y es quizás la banda más representativa del Metal Salteño. Pogrom tiene editado a la fecha la siguiente discografía: Los demos «Extremaunción» (1991) y «Coprófago» (1993); el pro-tape «Flagellum Daemonum» (1995); su primer álbum de larga duración titulado «Trotzperiode» (1997). Luego tras un periodo de inactividad Pogrom regresa en 2010 para lanzar en el 2011 su tercer Demo «Paroxysmal Attacks» y en el 2013 su segundo LP «Dominor Pactum» en formato Digipack. En el 2014 RPM Producciones realiza una reedición en pro-tape del demo «Coprofago»; al año siguiente, en el 2015, se edita el tercer LP llamado «Colossus», un álbum doble que incluye la reedición de «Trotzperiode» y luego llegaría en el 2018 su último álbum completo hasta la fecha titulado «Murmur». En el 2019, la banda edita el álbum en vivo «Spirituum Excrucior – Pogrom en vivo 2019 Buenos Aires», grabado el 15 de Junio en Planta Alta, Ciudad de Buenos Aires. Actualmente Pogrom trabaja en su próxima producción.

 

 

– Hola Darío, mi primer pregunta básicamente es ¿Qué esta haciendo Pogrom en estos momentos?

Darío: Hola Claudio, ¿Cómo estás?.

La banda en este momento está activa, se encuentra ensayando y hemos tocado en algunos lugares. Como tenemos una formación nueva estamos recuperando parte del repertorio, ya que son muchos años que tiene la banda y tenemos muchos temas todavía para sacar y ponernos al día. Paralelamente, estamos componiendo material nuevo en que ya llevamos por lo menos la mitad del futuro álbum, también la idea que tenemos con esta nueva formación es comenzar un nuevo ciclo con una estructura totalmente distinta de banda, ya salimos de lo que era el trío o el cuarteto y esta vez estamos formados con cinco personas, de vocalista independiente, de bajista independiente también y de esta manera recrear quizás las formaciones más clásicas dentro del género Death Metal.

 

Darío Ordoñez

– ¿Cómo se las arreglaron luego de la pérdida de un miembro importante de la banda, como han pasado ese momento de luto?

Darío: El año pasado además de esta pandemia tuvimos una pérdida muy importante en la banda, el fallecimiento de Fernando, el vocalista y bajista hasta ese momento. Lamentablemente fue una tragedia inesperada que nos sorprendió a todos, no solamente a la banda sino a toda la escena ya que él era muy querido en el ambiente. De a poco fuimos asimilando la situación y un poco siguiendo el espíritu de Fernando de ser un luchador, y de que nunca se daba por vencido e inspirado en ese espíritu decidimos ver la manera de rearmarnos y continuar con la banda, no fue desde ya nada fácil porque él estuvo muchos años en la banda, fue el frontman, era la cara visible de Pogrom y nos tomó bastante tiempo tomar la decisión y ver como reinventarnos, para poder seguir con este proyecto que ya tiene más de 30 años.

 

– Darío ¿Podrás contarme un resumen de la historia de Pogrom? 

Darío: Resumir la historia de la banda es bastante complejo ya que paso bastante tiempo, pero a groso modo te puedo decir que se formó a principios de los ’90, en donde paralelamente yo tocaba en una banda de Thrash Metal que se llamaba Death Wart y con el baterista de esa banda, Roberto Véliz, alias arañita, decidimos armar Pogrom. Él ya no tocaba en Death Wart, había entrado otro baterista, entonces estaba libre y yo tocaba en las dos bandas, en Death Wart y en Pogrom, hasta incluso compartimos algunas fechas con ambas bandas.

Después dejé Death Wart y me enfoqué más en Pogrom y pudimos grabar un demo que se publicó hace poco como una curiosidad en uno de los álbumes que sacamos, en «Colossus». Curiosidad más que nada para la gente que le interesa la banda porque tal vez para el que esta escuchando ese álbum por primera vez y después al final ve el bonus track de un demo grabado precariamente, como era en esa época donde no había recursos, no va a entender nada, pero seguramente ahí nos faltó poner más información en el booklet para que no quede tan colgado, son cosas que a veces pasan, en el apuro de editar un nuevo material a veces a uno se le pasa por alto algunas cosas.

Luego de esa etapa, vino una ya más conocida en el ambiente en la que sacamos otro demo, se llamaba «Coprofago» en donde ahí ya teníamos otra formación. Ese demo tuvo cierta repercusión porque los fanzines y todo lo que es el underground fuera de la Ciudad de Salta, se dio a conocer ese material. Hasta ese momento nosotros no sabíamos mucho de que existía una especie de red underground que eran los fanzines y los programas de radio, eso es algo que nos contó cuando vino a tocar Devastación, que de alguna manera nos mostró el panorama de como estaba funcionando el underground, entonces fue con ese demo que nos dimos a conocer por primera vez.

Después de ese demo y también ya más metido en la red del underground, hicimos contacto con Carlos Zárate que en esa época tenía un sello pequeño, y este sello junto a un fanzine coprodujeron lo que sería el primer demo ya en formato de álbum que se llamó «Flagellum Daemonum», que había salido en Demo-Pro, porque el anterior Demo fue al estilo de los ’90 en una copia casera con fotocopia y escrita a mano. Ya este demo «Flagellum Daemonum», que Inquisición Sin fue la productora, tuvo otro nivel ya que tenía su tapa, había sido grabado en un estudio un poco más pro y lo que jamás hubiéramos pensado que ese Demo, que originalmente lo teníamos pensado como un álbum ya que tenía más temas de lo que normalmente lleva un demo, que luego se convirtió en un material de culto, en ese momento eso era algo donde jamás hubiéramos pensado que iba a sobrevivir tantos años y llegar hasta donde llegó, años posteriores se reedita en CD, en un boxset de lujo, una cosa de locos. Cuando terminamos ese material también tuvimos la posibilidad de viajar a Buenos Aires para presentarlo, incluso pudimos recorrer algunos lugares del interior del país por provincias hermanas como Tucumán, Jujuy, se nos abrieron ciertas puertas.

Luego de ese material saltamos a nuestro primer CD, nuestro primer material editado profesionalmente y a pesar que también tuvimos que remarla en muchas cosas, que fue el «Trotzperiode». Este álbum se difunde como material en CD y tuvo buena crítica que nos permite terminar siendo soportes de Morbid Angel; también en esa época pudimos tocar con Hermética, Almafuerte luego, la verdad que fue un material que nos dio mucha salida hacia afuera y del cuál disfrutamos mucho.

Pasado ese período la banda sufre un impasse, cada uno por sus proyectos laborales y de familia, dejamos de tocar por un lapso de más de cinco años, en el que estuvimos totalmente inactivos. Luego de esta etapa y tras la invitación de un amigo que tenía un programa de radio y que ya falleció, Rony, tenía un programa acá «El Arte de Molestar», él me increpó en el colectivo cuando venía del trabajo y me dice: ‘¿che Darío, porque no arman Pogrom en un regreso digamos simbólico?, porque la verdad la gente cada vez que paso un tema reclaman para que vuelvan a aparecer’. Entonces en principio trato de convocar a los ex integrantes, pero cada uno estaba en su historia, no estaban como para volver a estar activos después de tanto tiempo en el Metal, así que apelé a las amistades que tenía y lo invité por primera vez a formar parte de la banda a Fernando, que con el cuál hicimos el ‘debut regreso’ que todavía no era algo seguro pero que sí teníamos todas las ganas. Hicimos el regreso y ante la respuesta del público la verdad que nos entusiasmamos para seguir con la banda seriamente, a pesar de que tuvimos varios cambios de formación, al final pudimos estabilizarnos en un trío para el cuál entro Franco en batería, Fernando pasó a tomar por primera vez el rol de vocalista, que yo lo animé porque en realidad en el período anterior cantaba yo y no tenía entusiasmo en hacerlo, ya que cantar y tocar a la vez es muy difícil y requiere mucha dedicación. Así que lo animé a que sea el vocalista y se armó el trío tan conocido como el regreso de Pogrom, ya que el primer álbum que sacamos en esta etapa, «Dominor Pactum», en el 2013, con Fernando como vocalista, Franco en batería y yo en guitarra. Con esta formación después se nos suma otro ex Pogrom, que es Federico Solano, con el cuál grabamos «Colossus», él después se retira e incorporamos a Pablo Chaparro en la guitarra y grabamos «Murmur». Con esta formación recorrimos el Sur, estuvimos en Buenos Aires varias veces y la verdad que la pasamos muy bien.

Después viene la tragedia que no esperábamos que fue el fallecimiento de Fernando. Previamente habíamos tenido un cambio de formación pero la verdad que su fallecimiento fue muy complejo y ahora estamos en este presente luchando contra el virus y todos los imponderables que has visto que genera el poder tocar en vivo, ya que te limita bastante. Este sería más o menos el resumen en 30 años de historia, que igual hay un montón de cosas que quedan en el tintero, gente que no nombré, que participó por muchos años en la banda y fueron totalmente activos e incluso hasta el día de hoy, sin olvidar que hay muchos ausentes importantes en este pequeño relato.

 

 

– ¿Cuál es la formación actual de Pogrom?

Darío: La formación actual esta integrada por Pablo Díaz en batería, alguien que conocimos durante muchos años y que era el dueño de la sala donde ensayábamos durante todo ese tiempo, él tiene mucha experiencia como baterista en bandas locales de nuestro ambiente y también es un estudioso de la batería y nos quedó como anillo al dedo su incorporación porque es una persona muy capaz. Luego se reincorporo después de más de una década Arnaldo Montenegro que grabó con Pogrom como bajista y tuvo mucha gira allá por el año ’97 más o menos, él se reincorpora ahora a la banda pero como guitarrista y tiene un proyecto de Death Metal que se llama Parhelio, esta totalmente abocado a Pogrom y de lo que esperamos sea el nuevo álbum. Él, como ya tenía ciertos conocidos que podían completar la banda, convocó a Matías Martínez en voz y a Sebastián Beltrán en el bajo.

Ahí completamos el quinteto, pudimos ensayar, sacar temas nuevos y hacer una pequeña gira dentro de lo que se puede hacer en este momento y la verdad que estamos todos muy contentos y entusiasmados.

 

 

– Actuaron en el Sick Dog Fest con un montón de bandas de Latinoamérica y del mundo, cuéntanos ¿Cómo se han sentido con esta experiencia? y ¿Qué opinión tienen de los streaming?

Darío: El año pasado fuimos invitados al Sick Dog Fest que se transmite por streaming a través de YouTube y Facebook y la verdad que muy contento, si bien no es el formato que uno estaba acostumbrado donde tenes contacto con el público, uno se adapta a la situación y trata de brindar lo más cercano a lo que es un show en vivo.

La realidad es que es una alternativa bastante interesante, ante la nada es un buen recurso, quizás esta pandemia como saldo positivo digamos, nos ha dejado que todos tuvimos que aprender los medios digitales, tanto en casa como en el trabajo, la tecnología fue un recurso imprescindible y me parece muy valiosa. Quizás lo que todavía veo que le falta a esta convocatoria por streaming, es tratar de conservar el espíritu de los shows en vivo, porque he visto que algunas bandas emiten videoclips, y esta bueno lo veo como algo digno, pero creo que escapa al espíritu de lo que quiere ver la gente en un streaming, lo que quiere ver es un show en vivo que no puede asistir pero lo quiere ver a través de una conexión de internet. Por el cuál yo creo que las bandas que tratan de recrear eso, un show en vivo, están más cercanas a las que graban un videoclip o las que graban un ensayo. Es mi idea respecto al streaming para que tenga más coherencia, para que la gente que lo vea vea cierta continuidad entre una banda y otra, porque sino parece nada más que un reel de bandas y videoclips, lo cuál creo que pierde el espíritu de lo que se intenta recuperar con el show por streaming, que es el vivo y al que ya no se puede asistir.

 

 

– Apelo a tu memoria, y te pregunto ¿Cuál fue el concierto donde lo lleves en tu cabeza porque fue una recontra masa, o alguna curiosidad que te llamó la atención, alguna anécdota o idea que te haya pasado tocando en vivo con Pogrom?

Darío: La experiencia de tocar en vivo siempre esta llena de anécdotas de todo tipo, generalmente la mayoría te divierten porque están basadas un poco en el humor del metalero ante la adversidad, ante los imponderables, y que uno en ese momento capaz lo ve como un garrón pero después se convierte en algo gracioso jaja, que lo contas como si hubiera sido algo planeado, pero muchas veces surge de la improvisación del momento, porque la gente que toca en el underground si bien sabe que todo se planifica y todo se trata de hacer de la mejor manera posible, no siempre se tiene el control total de la situación porque muchas de esas cosas depende de la buena voluntad de alguien, que si falla ese elemento se viene todo abajo.

Dentro de ese marco o paradigma que tiene el underground hemos vivido muchas cosas, por ejemplo, recuerdo en los años ’90 que habíamos ido a tocar a un pueblo cercano que se llama Palpalá, que si bien habíamos pasado muchas veces porque es un pueblo que esta de paso entre Salta y Jujuy, nunca habíamos propiamente conocido el pueblo, lo teníamos en la cabeza pero no teníamos muy en claro cual era el pueblo. El tema es que nosotros vamos en colectivo, en esa época no existía el backline, las bandas tenían que moverse con el equipo y cargábamos en la bodega de los colectivos los amplificadores y así nos fuimos en camino rumbo a esta fecha que se hacía en Palpalá. En el camino ya cercano al lugar, que lo intuíamos ya que no existían los gps como ahora, nos pareció que estaba en ese pueblo o en uno anterior al que teníamos que tocar, entonces en esa duda nadie preguntaba porque también estaba esta cuestión que por ahí uno parecía taimado, nadie pregunto nada y cuando nos dimos cuenta el colectivo empezó a salir de ese

pueblo y fue ahí donde nos percatamos que era el pueblo donde teníamos que tocar. Entonces el colectivero no podía parar porque ya había salido de la terminal y en el camino vemos que el organizador nos veía que nos estábamos yendo y se empieza a cagar de la risa, nos saludaba por al ventana desde afuera y nosotros tratando de decirle que nos habíamos pasado ¡jajaja!. El colectivero no nos podía dejar ahí ya que no tenía el permiso para estacionar, así que nos llevó 5 km abajo donde hay una especie de cruce o rotonda y ahí bajamos los equipos y quedamos varados en donde me volví a pie hasta el pueblo a buscar al organizador, que me estaba esperando cagándose de risa porque él vio que nos fuimos y no había manera de detener jaja, porque los colectiveros digamos son muy cerrados y no ceden habitualmente ante este tipo de emergencia, capaz que en el fondo le dio gracia.

La cuestión es que le digo a Pili, el organizador, ‘che hay que buscar un vehículo y traer a los vagos que están allá en la ruta’, y me dice: bueno si, pero hagamos un tiempo yo voy a llamar alguien para que venga con una camioneta y mientras tanto pegamos una cervecita. Eso habrá sido a las 3-4 de la tarde y el tema es que nosotros una cervecita tras otra perdimos la noción del tiempo y cuando nos dimos cuenta ya eran las 8 de la noche, tocábamos a las 9, ya se había preocupado el organizador, estaba la camioneta y fuimos a buscar a los vagos, que ya se habían pasado toda la tarde en la ruta sacándose fotos, jajaja, ya no sabían que hacer esperando que yo regrese con el vehículo.

Así que luego que fuimos a buscarlos, fuimos al lugar donde se tocaba que era el teatro de una escuela y habremos hecho dos temas y se cortó la luz, jaja, así que para que vos te des una idea de las cosas que uno pasa y que algunos lo pueden ver como un fracaso estas cuestiones como falta de organización y demás, pero la verdad que hay un sentido épico detrás de eso que es la idea de querer hacer cosas a veces sin todos los medios necesarios, no te rendís y te mandas igual. Creo que ese sería el concepto en la pregunta de una idea, es el de no rendirse, ¿para que te vas a rendir?, si la idea esta ahí es porque vos querés y rendirse o decepcionarse es una contradicción.

 

 

– Darío ¿Cómo te iniciaste como músico, no solo del Metal sino en general?

Darío: En mi familia siempre hubo inquietud hacia el arte. Tengo un tío que toca la guitarra, tengo una tía que hacía danza folklórica, tengo de mi lado materno primos que tocaban música, tías y primas que eran buenas pintando, o sea siempre estuvo latente de una u otra manera el arte en la familia y yo me inicié en ese entorno de gente que disfrutaba de la música, que asistía a los shows, en ese entorno y con esas influencias comencé en aprender un instrumento ya grande a los 18 años, me inicié naturalmente de oído, sin mucha instrucción y todavía sigo así.

Mi primera banda la formé con mis primos y hacíamos folklore; luego tuve una banda de Rock con amigos pero todo dentro del contexto natural, sin ningún proyecto para vivir de la música, eso jamás, jamás se me pasó por la cabeza. Acá eso es visible, generalmente los que viven de la música son los que hacen música comercial y yo me metí en esto por gusto ni por interés, entonces hacerme la idea que iba a terminar tocando algo que no me gusta no lo tenía en la cabeza. Así más o menos me inicié en esta historia.

 

– ¿Cómo definirías a Pogrom por la forma de llevar la música y por las influencias?

Darío: Definir a Pogrom etimológicamente es fácil, creo que ya lo hice cientos de veces, ya se sabe que es una palabra en Ruso que significa masacre, devastación, genocidio, son todos términos sinónimos más o menos de lo que significa la palabra. Pero su etimología más profunda, la que más me interesó, es la que significa estar del lado del trueno, o sea del barullo, del ruido, es el significado más profundo de la palabra. Después se utilizó en muchos hechos históricos que escapa al sentido real de la banda, porque somos un grupo de Death Metal y vos sabés que dentro de este género la lírica esta vinculada a todo lo que es muerte, entonces todas estas palabras que tienen que ver con cosas terribles y trágicas generalmente son los nombres que la mayoría de las bandas usan y no escapamos a esa lógica.

Después como banda durante años lo que la sostuvo es el espíritu épico, esas ganas de hacer cosas a pesar de no tener los medios y recursos, entonces si defino a Pogrom la defino como una banda que siempre le gustaron los desafíos y nunca se dejó intimidar por las limitaciones. Obviamente nadie es capaz de todo, pero las limitaciones uno se las inventa, estas no las sabes hasta que te enfrentas y mientras tanto uno tiene que avanzar y cuando te toca enfrentar la limitación ahí hay que ver la manera de superarla, como la resuelves. Creo que es eso, una banda con mucho sentido épico, con mucho concepto de lucha y de que nunca se dejó intimidar como por ejemplo no tener dinero, no tener como llegar. Siempre al frente.

 

– ¿Cómo ves la escena de Metal del Norte Argentino?, que tiene tantas buenas bandas, y también tu opinión de la escena metalera de toda la Argentina

Darío: La escena en general siempre tuvo sus cosas buenas y sus cosas malas. A veces lo malo es que se pierda el sentido por el cuál uno hace las cosas, si vos no disfrutas lo que haces e inventas otros motivos para estar tocando creo que es perjudicial para uno mismo y para la gente que te rodea. Digamos si vos sabes que estas por gusto a veces generas expectativas de otro tipo y genera frustración en vos, eso se lo transmitís a la gente y se crea todo un embole. Creo que esas cosas se ven en la escena y que son como un lastre, una carga o una mochila que la tienen que llevar en realidad los que tratan de disfrutar, haciendo música o algo de arte. La escena en general esta igual que el país, no crece por falta de recursos, no esta a la altura de otras escenas del mundo e incluso vecinas, porque si la comparamos con la escena de Brasil o Chile están mucho más adelantadas a lo que es todo esto que es de nosotros.

Aún así, creo que cada escena tiene su identidad y eso es lo valioso. La identidad de la escena de Argentina incluida la del norte son muy valiosas y vale la pena seguir luchando y conservándola.

 

 

– Quiero que nos comentes ¿Qué es lo que estuviste escuchando últimamente? y ¿Escuchas otras cosas aparte del Metal?

Darío: Personalmente siempre escuché todo tipo de música, me gusta mucho el folklore, el Rock Sinfónico, el Metal obviamente y siempre estuve escuchando bandas de todo tipo de géneros y estilos. Algunas me quedan el nombre en la cabeza y en otras me queda la idea o el recuerdo, por ejemplo, recién nada mas estuve escuchando una banda del sur con la cuál compartimos escenario en Comodoro Rivadavia que se llama Eligor y la verdad que aunque compartimos una sola fecha con ellos me ha quedado el nombre marcado. Hace poco me puse a escuchar material a través de YouTube y es una banda que me gusta mucho, la propuesta que tiene y esto como para darte un ejemplo de lo que recién estaba escuchando. Después ayer estuve viendo material de los años ’80 del AOR, que si bien es comercial tiene ciertas cosas en la producción que me gustan y me parecen muy polentas. Paralelamente a eso estuve viendo y es que hago zapping, salto del Metal al Folklore, a escuchar por ejemplo Savia Andina o Urubamba, escuchar cosas del Tango incluso, y obviamente si estoy con amigos heavies vamos a escuchar heavy metal, tampoco soy un desubicado, pero si estoy solo escucho distintas cosas, un poco de aquí y un poco de allá, y por ahí también me pongo a leer, no puedo estar por mucho tiempo cuando estoy solo escuchando una sola cosa, ahora cuando estoy con alguien si trato de tener cierta línea y ser consecuente, hay gente que le gusta escuchar un solo género y me parece completamente válido.

 

 

– Para finalizar, quiero agradecerte por tu tiempo al concederme esta entrevista y sabes que puedes contar con Metal World. Un abrazo y ¡aguante Pogrom!.

Darío: Saludos a todo el staff de Metal World y gracias a vos Claudio por hacernos el aguante y brindarnos este espacio para contar un poco que estamos haciendo.

 

 79 total views