IN FLAMES «PASO POR BUENOS AIRES EN UN ARENA SUR CON UNA MASA HUMANA EFERVESCENTE»

Crónica: Eric Fortino / Foto de portada: INFLAMES  por: Ph.Medio Pixel

IN FLAMES, ¿Mala suerte o mala ejecución?

Si bien el título puede asustar o molestar, tengo mis razones para escribir esto sin ánimos de perjudicar a nadie y prometo contarles los hechos lo más objetivamente posible.
Este miércoles 8 de noviembre, como es costumbre con las fechas de índole internacional, cortamos la semana con un cuchillo de carnicero para acercarnos, en mi caso por primera vez, al Arena Sur de Av. Sáenz 459, Ciudad de Buenos Aires. El evento que hizo que varios vengan directamente desde sus trabajos, desabrochándose sus camisas para revelar su remera negra, es nada más ni nada menos que la vuelta de la banda sueca más escuchada y aclamada de la historia del Death Metal Melódico. Estamos hablando de IN FLAMES, en una gran organización propiciada por Talentnation y From Hell Fest, en su tercera visita a la Argentina después de 6 años de espera.
Siguiendo rigurosamente los horarios compartidos en sus redes sociales, la organización abrió las puertas del recinto a las 18.30 Hs. y al ingresar nos topamos con un gran lugar, de las dimensiones del teatro Vorterix, solo que el escenario es mucho más alto, lo que mejora en gran medida la vista del público desde cualquier parte del lugar, pero pienso que disminuye la interacción con las bandas. Dan las 19 horas y la banda encargada de abrir esta noche y empezar a calentar el escenario es IN ELEMENT, la única banda argentina de este show. La estética oscura de esta banda recuerda a Slipknot, con el uso de máscaras y vestimentas exóticas, aportando la teatralidad a su performance. Actualmente los chicos están en una gira latinoamericana, por lo que su speech, al igual que sus canciones, está preparado en idioma inglés, algo un tanto extraño para nosotros de escuchar sabiendo que su origen es de Buenos Aires.
La banda que sigue a continuación tuvo un largo camino hasta este show, no tanto como los suecos, pero vienen con la misma idea de romper nuestros «cerebros». Desde Ecuador, MADBRAIN emergió de entre las sombras mientras su épica pista de introducción sonaba y se devoró el escenario con una increíble energía. Muy acompañado por la gente, su cantante, Washo Orellana, agradece al término de cada canción y pide un fuerte «Grito Argentino», lo que infla nuestros pechos y nos incita a gritar casi inconscientemente. La presencia de esta banda es un punto fuerte, sin dejar de lado el poderoso ataque de sus riffs al mejor estilo del Death Metal Melódico. Los ecuatorianos se van muy aclamados por el público, sabiendo que lo dieron todo y lo demostraron, para emprender su viaje a Chile donde compartirán escenario con AGNOSTIC FRONT.

La gente comienza a impacientarse y el aire se torna un poco más denso de lo normal, si, es esa sensación única que solo los metaleros identificamos y recordamos antes de que el show dé su inicio. Aprovechamos el tiempo, pedimos una cerveza y nos dirigimos a matar el tiempo en el stand de merch oficial de la banda para darnos cuenta de que esta todo a punto de agotarse. Así que muchos, ya con su remera nueva de la banda, se acercan a la valla cuando por fin empezamos a escuchar el glorioso sonido de la primera canción del disco Foregone “The Beginning of All Things that Will End”. Empezamos a alentar y los vemos uno a uno saliendo al escenario, la espera terminó, IN FLAMES irrumpió violentamente la pista con “The Great Deceiver” y la gente empieza a saltar y cantar al unísono. Sin la necesidad de una imagen en la pantalla detrás de ellos, nos demuestran que son ellos el show y el iluminador hace un trabajo increíble con los efectos escénicos. La felicidad de Björn Gelotte, guitarrista principal desde los inicios de la banda, se puede palpar solo con verlo disfrutar el show, y también podemos ver por primera vez con In Flames a Chris Broderick, guitarrista desde el 2022 y ex guitarrista de nada más ni nada menos que Megadeth, a quien se lo ve muy cómodo en el escenario.
Algunos murmullos sugieren que el sonido está dejando mucho que desear, y conforme pasan las canciones no notamos mejora alguna, por lo que los valleros le señalan a los músicos como pueden que la voz está muy baja. En una malinterpretación evidente, Anders Fridén, vocalista principal de In Flames, intentó descifrar lo que los espectadores le hacían notar, contestando que está cantando lo más fuerte que puede y enojándose con ellos. Desconocemos si hubo algún problema en la prueba de sonido del show, pero si podemos contarles que el sonidista de la banda tuvo mucha presión por parte del público, ya que, en el espacio entre las canciones, automáticamente la gente se volteaba y exclamaba por una mejora del sonido acompañado de gestos de disgusto. Luego de la mitad del show, el sonido fue mejorando, pero sentimos que no fue uniforme en todo el lugar, por lo que tenías que ir buscando el mejor asiento por así decirlo para poder disfrutar de las últimas canciones de la mejor forma posible. Anders demostró su disgusto en varias ocasiones, a lo que luego pidió disculpas y agradeció a todos los que estuvieron presentes. La elección de las canciones para este setlist fue gloriosa, pasando por “Everything’s Gone” y “Only for the Weak” hasta “State of Slow Decay” y “I am Above”, lo que nos hacía olvidar un poco de los problemas de sonido. Para terminar el show de la forma más violenta posible, In Flames nos regaló “Take this Life” y se despidió de nosotros con un show de alrededor de 80 minutos.
El recital terminó y el sentimiento es como el de estar insatisfecho. Todo lo que escribí hasta ahora fue totalmente sincero y objetivo, ahora bien, en lo personal fue un show que dejó mucho que desear desde, principalmente, el sonido hasta la actitud del vocalista de la banda para con sus seguidores. Ahondando un poco en sus antecedentes, su recital en Vorterix en el año 2017 tuvo las mismas críticas haciendo hincapié en que las bandas soporte sonaron mejor que ellos. Creo que es un punto que la banda tendrá que analizar de cara a la próxima vez que vengan a Argentina, pero con esta racha, a mi parecer varios de sus fanáticos se conformarán con escuchar los discos desde sus casas.

producción :From Hell Fest Argentina y Bayres Entertainment

prensa: C+G Prensa Y Comunicacion

GALERIA DE FOTOS POR : CAMILA RAMIREZ

IN ELEMENT

MADBRAIN

IN FLAMES

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *