Javier (Apócrypha): «Si bien hacemos heavy metal y muchas veces las letras no son de cosas positivas, tratamos que siempre tenga una onda de alegría, como de fiesta, dentro de lo que se puede hacer dentro del heavy metal. No subimos al escenario para romper todo, subimos al escenario para disfrutar el romper todo».

Javier (Apócrypha): «Si bien hacemos heavy metal y muchas veces las letras no son de cosas positivas, tratamos que siempre tenga una onda de alegría, como de fiesta, dentro de lo que se puede hacer dentro del heavy metal. No subimos al escenario para romper todo, subimos al escenario para disfrutar el romper todo».

27 septiembre, 2022 1 Por Leandro Calvet

Foto: Simon Templar / Luis Martinez Perez Fotografía

 

En una nueva entrevista para Metal World, nuestra Cronista Nidia Adriana Leyton tuvo el placer de poder conversar con Javier Oliva, guitarrista y vocalista de la banda argentina de Metal Pesado, APÓCRYPHA.

Esta entrevista es una colaboración junto a NPSS Radio quiénes nos han facilitado la conexión con el artista. ¡Muchas gracias Alejandro!.

APÓCRYPHA es fundada a mediados de 1995 por Javier Oliva y Horacio Badaluzzi en Villa Giardino, Provincia de Córdoba. Se presentan en vivo por primera vez en 1996 girando en breve por todos los escenarios de los alrededores. En 1999 realizan la grabación de su primer demo, con el cuál empiezan a abrir la puerta a otros escenarios, y en el año 2003 editan de manera independiente su primer álbum «Cabezas de Metal», que es distribuido por todo el país siendo el puntapié inicial para comenzar a presentarlo por distintas provincias, hasta cruzar fronteras hacia Bolivia en 2007 con la promoción a modo de adelanto del disco que vendría posteriormente.

En 2008, es lanzado su segundo álbum titulado «Convicción Salvaje», distribuido esta vez de manera digital lo que permitió llegar con su música a otros países, inclusive los de distinta habla. Resultan ganadores del concurso «Rock de la Argentina 2010», organizado por el programa «La Viola» del canal TN, uno de los mas importantes de la TV por cable Argentina, recibiendo una difusión impensada y obteniendo como premio la grabación y edición de su tercer disco. El disco es editado por el sello Pop Art en conjunción con Sony Music, titulado «Los Motores del Metal» y fue lanzado en Noviembre del 2012.

Además, la banda grabó dos DVD en vivo, uno en la presentación en el Cosquin Rock del 2011, y otro editado en el año 2017, filmado en el recital de festejo de los 20 años de la banda titulado «20 Años». En su canal de YouTube están publicados todos sus videoclips, canciones y recitales con una gran cantidad de visitas, ya que para el entender de la banda, los medios de difusión digitales son una herramienta importantísima para la llegada a los seguidores. Muchas de las canciones de sus distintos álbumes fueron seleccionadas para infinidad de compilados del género de Argentina y de toda Latinoamérica. APÓCRYPHA se encuentra integrada actualmente por Javier Oliva en guitarra y voz, Pablo Canales (Cuchillo) en la batería, Pablo Giribaldi en guitarra y voces y Cesar Guzmán en el bajo.

 

 

 

 

– Hola Javier, muchas gracias por aceptar esta entrevista. Contame un poco ¿que es Apócrypha, como empezó?

Javier: Apócrypha es una banda que yo le digo metal pesado, no estoy muy seguro dentro de que género estamos, por ahí suelo decir que hacemos Thrash, ya que es el género que más se asemeja al estilo de la banda. Esta es una banda que nace oficialmente cuando tocamos por primera vez en vivo, el 20 de Septiembre de 1996 por lo que la semana pasada cumplimos 26 años. La formamos con un grupo de compañeros del colegio, que tenían la idea de crear una banda y de tocar en vivo, fue así que conseguimos instrumentos prestados como por ejemplo, yo agarré una guitarra de mi abuelo y así empezamos a juntarnos con un amigo que tocaba la bata, pero como no tenía batería, sólo un redoblante y un platillo, con eso empezamos a armar el germen de lo que después fue Apócrypha. Así comenzó todo.

 

 

– Sí, estuve mirando que tienen 26 años de trayectoria, ¡wow!. Desde los inicios, ¿queda algún integrante?

Javier: La banda original éramos tres integrantes, todos de Villa Giardino. Estuvimos tocando junto hasta el 2004 en donde se fue el baterista original y entró el batero actual Pablo Canales. Después en el 2009 incorporamos un cuarto integrante en una segunda guitarra en donde entró Pablo Giriboldi, nuestro actual guitarrista. Esta formación siguió junta hasta el 2014, donde se fue el bajista original y luego de algunos cambios, en el 2019 entró César Guzmán, el bajista actual, y bueno, yo soy el único que quedó de la formación original, en guitarra y voz. Calculo fue entre el 94′ y el 95′ donde empezamos a reunirnos a probar canciones y covers.

 

 

– ¿Que tienen proyectado para el festejo de estos 26 años de carrera? ¿Hay temas nuevos que vayan a presentar?

Javier: Sí, ahora estamos justamente lanzando nuevas canciones. Nuestro último disco es del 2012 y el 20 de Noviembre se cumplirán 20 años de este lanzamiento, por lo que también estamos viendo si vamos hacer alguna fecha. Pero para el cumpleaños de la banda el plan es hacer una especie de juntada con la gente de forma online. La primer nueva canción que estrenamos fue «Cinco Lustros», que salió en Julio, y estamos trabajando en la segunda canción llamada «La Industria», que también va a ser una propuesta audiovisual, va a salir brevemente sólo nos falta algunos detalles que se nos viene atrasando por falta de tiempo personal en cada uno de nosotros, y luego vendrá un tercer tema. Queremos ir haciendo lanzamientos individuales hasta que lleguemos al álbum cuando se encuentre una gran cantidad de temas ya presentados, estamos haciendo al revés de lo que hicimos siempre, que era presentar el álbum y después a partir de ese álbum difundir las canciones individualmente, ahora es al revés.

 

Próxima fecha de APÓCRYPHA

 

– Ustedes vienen de una época donde el metal y la movida estaba a flor de piel. ¿Cuáles fueron las bandas que influyeron en ustedes para hacer Apócrypha?

Javier: Las influencias en los comienzos de Apócrypha fue sobre todo Hermética, una banda que nos movía mucho y que fue una de las que nos llevó a ser músicos, también Metallica fue muy fuerte para nosotros; Sepultura, A.N.I.M.A.L., Pantera, Motörhead, fueron las primeras bandas que nos movieron, y 2 Minutos también, aunque suene muy distinto nos gustaba mucho; Nepal, eran bandas que nos encerrábamos a escucharlas. De acá de la provincia de Córdoba escuchábamos una banda que nos gustaba a los tres integrantes, que era Sentencia. Esta ultima fue una influencia muy importante para nosotros porque era una banda que admirábamos y que estaban acá, donde tuvimos la posibilidad de poder tocar con ellos cuando llevábamos 2 años de tocar en vivo. Fue como que a partir de verlos y de compartir con ellos, tuvimos ganas de hacer una banda de en serio y dejar de tocar covers, empezando hacer una propuesta propia. Después con el paso del tiempo todo termina siendo influencia de la banda, porque con los cambios de integrantes, ya que los que entraron son más chicos que nosotros, venían con influencias más modernas de bandas más nuevas, todo eso fue influyendo a la banda y fuimos creciendo y cambiando los gustos. Y con esto, si bien el germen inicial en la composición de las canciones viene de mi parte, cuando llevamos a la ‘mesa’ las ideas y empezamos a trabajar entre todos, cada uno aporta cosas que le gustan de distintos estilos, y ahí modificamos las canciones y termina siendo como una ensaladita de cosas que tiene detalles de distintas influencias bastante amplias.

 

 

– ¿Como es la movida en Córdoba con respecto al metal?

Javier: Córdoba es una provincia bastante particular. Hemos tenido la posibilidad de poder ir a tocar mucho al Interior, y en otras provincias pasan cosas distintas de las que pasan acá. En Córdoba hay muchísimas propuestas y son muy buenas, también hay siempre lugares interesantes donde poder tocar que generalmente mueven y traen bandas de otros lugares, en ese sentido en Córdoba está muy bueno, muchas bandas del Interior quieren venir a tocar acá y es como un tercer o cuarto epicentro del país, por lo que me comentan. Pero por ahí esto genera que haya un poco más de divisiones que en el Interior, por ejemplo, en Mendoza vi que los géneros se mezclan más, pero en cambio en Córdoba a medida que te vas acercando a la capital se van separando aún más, esa es la contra que tiene Córdoba, como también los lugares para tocar están en la misma zona. Es por épocas, hay veces donde se abren lugares nuevos y espacios para propuestas nuevas y después es como que se concentra todo de nuevo, siendo más difícil en Córdoba Capital hacer eventos independientes en un club, cine, como se hace más en el Interior, porque están esos espacios y la gente no va a otros lados. En la zona que estamos nosotros acá en Córdoba, es menos del boliche de rock y se organizan las fechas en un club, cine, teatro o salón de hotel, es muy común en los interiores de cada provincia que estén este tipo de propuestas, con fechas en lugares que no son habituales del rock, en cambio Córdoba Capital tiene los boliches específicos.

Nosotros estuvimos mucho tiempo tocando por acá, y creo que la primera vez que fuimos a Córdoba Capital fue entre el 2000-2001, ya teníamos 4 años de actividad y tocamos muchísimas veces por esta zona de Punilla, mientras que en la capital de la provincia es como que no había muchos lugares para tocar y los espacios donde la gente va son pocos.

 

 

– ¿En que momento se dieron cuenta que las canciones de la banda comenzaron a ser conocidas por el público?

Javier: Creo que fue cuando grabamos el primer disco «Cabezas de Metal», el cuál lo hicimos todo nosotros, fue el primer shock que tuvimos. Este disco lo hicimos sin un mango, compramos CD’s vírgenes, hicimos copias y compramos unos sellos para los discos, que venían blanco sin nada impreso, imprimíamos unos sobrecitos con la tapa del disco, y adentro metíamos el CD y los mandábamos por correo a un montón de radios. Recuerdo también que en ese momento lo enviábamos también a la fanzine Metalica y a otros más. Entonces toda esa gente que recibía el disco nos replicaba, nos decía que iban hacerles copias para regalar en la radio, se lo pasaban a otros medios, y así ese disco fue girando. Un poco después de esto, nos invitan a tocar por primera vez fuera de la provincia, fuimos a Belén, Catamarca -y anteriormente a esto, el tema Cabezas De Metal de ese disco fue a parar al compilado de la hermandad metálica de la revista Metalica; después también lo pusieron en un compilado de Perú, y otro más que no recuerdo- cuando empezamos a tocar esta canción la gente comenzó a cantarla, ese fue el primer shock grande que tuvimos de ver como la gente cantaba la canción.

Unos años después, fuimos a tocar a Santa Fe, era la primera vez que íbamos en donde les caímos bien a la gente y hubo una buena respuesta, vendimos un montón de discos -que todavía no habíamos grabado el segundo- y nos volvimos. Luego cuando fuimos nuevamente a Santa Fe tres años después, la gente se cantaban todas las canciones. Eso fue otro de los shocks más grandes, que por momentos yo no podía cantar, estaba shockeado porque la gente cantaba los temas. Fue increíble.

Después tuvimos varios momentos como de reiteración, que te dicen que está bien lo que estás haciendo. Uno de ellos fue cuando grabamos el segundo disco, en el que hicimos un video clip muy casero y este video lo metimos en el concurso «Rock del País» del programa «La Viola» del canal TN. En el 2010 se hizo una selección de 10 bandas de 4.000 que participaron en el concurso, con esas diez bandas fuimos a tocar a La Trastienda, en donde estas bandas eran todas de rock y nosotros éramos los únicos de heavy metal y de Córdoba; recuerdo que los jurados que estaban era Barilari, el ‘Mono’ de Kapanga, uno de Los Tipitos, muchos personajes del rock, que nos eligieron a nosotros como los ganadores. Así que ese fue como un flash muy grande, ya que estábamos un poco desinflados, como que no veíamos en ese concierto lo que estábamos haciendo, y de repente ganamos y como premio nos grabaron el tercer disco «A Los Motores del Metal». Ese fue otro shock de fuerza importante.

 

 

– ¿Qué canciones están incluyendo en los últimos conciertos, las nuevas que tienen u otras?

Javier: Las canciones que presentamos cuando hacemos fechas, cuando hacemos streaming o en un momento que tuvimos la posibilidad de hacer un acústico, que también quedó grabado, siempre metemos canciones de todas las épocas. Nos gustan muchas canciones de distintos momentos de la banda, entonces a la hora de elegir que canciones tocar suele ser bastante complicado porque está el debate de que cada uno de los integrantes queremos tocar tal o cual tema, entonces se nos hace una lista de 180 canciones y cuesta un montón depurar y elegir temas. Con el paso del tiempo, nos está pasando que hay canciones que no podemos dejar de tocarlas en vivo porque la gente las pide, y eso nos va achicando la parte de las canciones que queremos cambiar. Por ejemplo, «Cabezas de Metal» es un tema que no podemos dejar afuera y las veces que lo dejábamos, tuvimos que tocarlo igual. De hecho en el concurso que te mencionaba anteriormente, este tema no lo íbamos a tocar, porque no pensábamos que íbamos a pasar a una nueva etapa donde teníamos que tocar otro tema, por lo que preparamos una sola canción. Pero cuando pasamos nos dijeron que tocáramos otro tema, y bueno, hicimos ese que no lo teníamos ensayado. Así nos pasa también con otras canciones como «Los Motores del Metal», que la tenemos que tocar casi obligatoriamente en todos los recitales, que eso por un lado está bueno porque significa que una canción tuya le está llegando a la gente, pero bueno, nos gusta también ir rotando y metiendo más canciones.

 

 

– Si vos vieras a Apócrypha como público, ¿que te parecería la banda?

Javier: Es una pregunta interesante y aparte muchas veces me la he hecho a la hora de evaluar que estamos haciendo, que deberíamos mejorar y esas cosas. Creo que una de las cosas que tenemos en vivo, es que somos bastante explosivos, disfrutamos mucho lo que hacemos y nos gusta hacer un espectáculo contundente, de alguna forma. Muchas veces en las canciones que componemos las pensamos no tanto para que se escuchen sino para tocarlas, para que lleguen a la gente, y tratar de que se entienda lo que canto. A veces esto cuesta mucho por ahí, salirse de la banda y mirarla como si fueses otra persona, y esto me lo pregunté un poco cuando ganamos el concurso, porque para mí, había bandas de mayor nivel que el nuestro.

Nosotros en el escenario tenemos una conexión bastante particular, somos todos amigos e inclusive con los integrantes más nuevos, como César, que entro a la banda en el 2019 y desde el 2000 que es amigo nuestro y que nos seguía a todas las fechas. Entonces esta conexión hace que la banda suene o se vea genuina, no como algo distinto síno como algo que es real, que veas a cuatro personas que están disfrutando lo que hacen. Eso creo fue lo que hizo que en aquel momento ganemos, y tratamos de mantener esa esencia. Si bien hacemos heavy metal y muchas veces las letras no son de cosas positivas, tratamos que siempre tenga una onda de alegría, como de fiesta, dentro de lo que se puede hacer dentro del heavy metal. No subimos al escenario para romper todo, subimos al escenario para disfrutar el romper todo.

 

 

– Para finalizar la entrevista, primero es agradecerte por haberme dado la oportunidad de conocer más de Apócrypha, una excelente banda. Envíales un mensaje al público que los sigue desde hace mucho tiempo y también para los que quieran escucharlos y quieran saber que es Apócrypha. Un saludo de parte de Metal World, y nos estaremos viendo en alguna presentación, que seguramente cuando vaya a Córdoba estaré yendo a verlos.

Javier: Para aquellos que no conozcan la banda y tengan ganas de escuchar lo que hacemos, nos pueden buscar en FacebookTwitterInstagram y la música está publicada en todas las plataformas digitales, los invitamos a que nos escuchen para que vean si les gustan nuestra propuesta. Para los que ya nos conocen, y este mensaje en realidad va para ambos, estamos presentando nuevas canciones donde las mostraremos de a poco. Estamos muy conformes con lo que estamos haciendo, creemos que van a ser lindas propuestas, y teníamos un poquito de miedo en ver si íbamos a poder superarnos y no hace algo menor a lo que veníamos haciendo, por ahora la respuesta ha sido muy buena así que estamos muy contentos. Creemos que les van a gustar. Los que tengan ganas de apoyarnos, pueden suscribirse, en esta era que hace falta ese tipo de reacciones, a nosotros nos va ayudar muchísimo.

Te agradezco Nidia por el espacio para poder contar lo que estamos haciendo y presentarnos para gente que no nos conocen, eso para nosotros es fundamental. Por lo que te agradezco muchísimo por esta nota.

 

Foto: Anto Bortolotti – Fotografía

 402 total views