Jeriko – Hasta el Final – (Icarus Music Argentina, 2021)

Jeriko – Hasta el Final – (Icarus Music Argentina, 2021)

1 mayo, 2021 1 Por TITO GUTIERREZ

Foto: Yesy Fernández Fotografías

 

La banda fundada en Buenos Aires en 1992 reveló el 30 de Abril su octavo disco de estudio, (si contamos la edición de grabaciones rescatadas con Walter Meza en la voz y la compilación de Covers de 2009), denominado «Hasta el Final» editado en todas las plataformas de manera digital y también en CD y Vinilo de excelente calidad por Icarus Music.

Hasta el Final fue grabado durante los meses de Noviembre de 2019 y Marzo de 2020 en el Estudio La Piecita por Javier Cuevas y las baterías por Martin Brunello.

 

 

Iván Sencion en la voz, Germán Rodriguez en batería, Marcelo Bracalente en bajo, Claudio Duliba y Javier Cuevas en Guitarras nos hicieron esperar el nuevo álbum por unos largos 10 años hasta este 2021 y nos daremos a la tarea de relatar sus particularidades.

«Hasta el Final» es un Jeriko auténtico que cuenta con la fuerza y todo el Heavy metal que caracteriza a esta gran banda de la escena nacional, con un riff asesino y una melodía realmente alucinante, con buenos puentes y con un solo que no requiere máxima velocidad para complacernos, también hay buenos coros y de la voz que decir… ya no sorprende nada del señor Ivan Sencion. ¡Tiene un muy buen video clip!.

Tratando de ahorrar calificativos para el resto de los tracks del álbum de esta banda de la que soy fanático pasamos a «Desde la Oscuridad» donde serenamos las aguas a un medio tiempo potente con la expresión desgarrada de la voz rota que se hace notar. Al tercer paso de esta caminata placentera y llena de adrenalina «Perder el Miedo» es una combinación de una melodía ganchera con fragmentos de ira que principalmente obligan a la batería de German Rodríguez a un trabajo rudo que esta muy bien logrado. También cuenta con su video.

En la continuidad de un álbum que hasta ahora muestra variedad y extrema calidad de sonido, actual pero claro y roquero, que últimamente se extraña en muchas producciones a las que he descripto como edulcoradas, nos encontramos con «Espejismo» a pura garra que me obliga a un gesto de afirmación con dientes apretados e involuntario y acto seguido agradezco a los dioses del metal ser un sudaka rockero pesado y disfrutar de composiciones como esta. El bajo de Marcelo Bracalente nos recibe en «Sentencia» donde entre la lírica y la interpretación forman un manto de poder al estilo de sus temas más pesados y contundentes contando también con un video lyric muy fuerte, denunciando la miseria de este mundo injusto en que vivimos y al que Jeriko suele referirse.

Lento comienzo para «En el Adiós» que luego deriva en una canción más Hard rockera sin perder solidez en un tono emotivo envuelto en delicadas variaciones y melismas. «Gran Pared» primer corte difusión de lo nuevo de los Jeriko que antecedió por mucho a los otros adelantos que vieron la luz recién este año, es realmente una obra maestra con todos los condimentos del estilo regado de ímpetu, energía y otra vez sello Jeriko que desborda con los tips acostumbrados, entre ellos las guitarra de Duliba y Cuevas que se complementan y los constantes cambios que no le quitan la tención ni por un minuto.

Pasamos a «Hijo Mío» duro clima de machaques y pasajes oscuros para una atmosfera densa, emocional y contundente hacia el ocaso de la obra donde la jerarquía de los músicos se expresa en su máxima escala. «Sin Tierra» me permite afirmar que la banda se encuentra, después de mucho tiempo sin sacar nuevo material, con muy buena salud en este re encuentro con una de sus formaciones emblemáticas que particularmente para mi es la mejor. Ponemos el broche al disco y a la reseña con «Seres de Fe» una pieza áspera, musicalmente consistente, en línea con la letra descarnada y cruda.

No soy neutral para evaluar a una de la bandas Argentinas que ponen nuestro orgullo bien alto, pero es mi trabajo, hoy le pongo un 10 para no exagerar. Pero en la medida que repita la escucha de estos fonogramas posiblemente sienta que me quedé corto.