Nilo Nuñez (ex-Rhodas): «Ahora, lo mejor es que tengo en la casa una habitación-estudio habilitada con mis tarecos y ahí trabajo como en una oficina, 6 o 7 horas diarias. Preparo los distintos repertorios que tengo para restaurantes y bares, compongo música, me grabo y escribo mis libros que ya tengo dos publicados («A través de los obstáculos» y una novela de ficción llamada «El viaje equivocado») y en la actualidad estoy escribiendo otro nuevo a ver si puedo publicarlo el próximo año. En fin, no pierdo el tiempo mirando la TV».

Nilo Nuñez (ex-Rhodas): «Ahora, lo mejor es que tengo en la casa una habitación-estudio habilitada con mis tarecos y ahí trabajo como en una oficina, 6 o 7 horas diarias. Preparo los distintos repertorios que tengo para restaurantes y bares, compongo música, me grabo y escribo mis libros que ya tengo dos publicados («A través de los obstáculos» y una novela de ficción llamada «El viaje equivocado») y en la actualidad estoy escribiendo otro nuevo a ver si puedo publicarlo el próximo año. En fin, no pierdo el tiempo mirando la TV».

26 octubre, 2021 2 Por Leandro Calvet

 

En esta oportunidad, nuestro Cronista Raúl Cardona entrevistó al guitarrista, cantante y escritor cubano Nilo Nuñez,  quién también formó parte de la agrupación de Rock de Cuba, RHODAS.

Bajo el nombre inicial de Estudio Rhodas, el guitarrista y compositor Nilo Nuñez fundó la banda en la provincia cubana de Camagüey en 1982, hasta en 1984 donde se cambió el nombre a simplemente RHODAS. Durante su trayectoria estuvo entre las bandas más importantes del país, con un sostenido tren de presentaciones tanto en su ciudad como en La Habana, Ciego de Ávila, Cruces, etc, además de apariciones televisivas y de la organización de un festival provincial de Rock. Junto a canciones propias, algunas de notable difusión como «Es Amor», en Diciembre de 1992 actuó junto a la Orquesta Sinfónica de Camagüey en tres obras escritas por su Director, Julián Blanco.

Si bien la alineación de RHODAS estaba conformada por Nilo en guitarra, Tomás Guzmán en guitarra y teclados, Iván Enriquez Pons en el bajo y Oriel Ray Montero en batería, en la etapa final de la banda, entre los años 1993 y 1996 y una de las más exitosas, conjujaron con otros integrantes como los teclistas Sergio Delgado, Francisco García y Kenya Arrabal; José Antonio Sardinas en saxo y teclados; los bajistas Armando Ramos y Ariel Fonte, y los cantantes Antonio Comas, Pastor (ex-Metalaxia) y Tony, como así también Juan Pomba, Mauricio Pedraza y Norberto Aldrovandi.

En Abril de 1996, Nilo Nuñez se radicó en España y tras algunas actuaciones, RHODAS se desintegró. Dejó una discografía, grabada de manera independiente, compuesta por los discos «Rhodas» (1992), «Al margen del silencio» (1994) y «Cambiando los colores» (1995).

 

 

Hola Nilo, es un privilegio poder conversar contigo sobre tu carrera como guitarrista en en España y sobre la publicación de tu libro «A Través de los Obstáculos» (Circulo Rojo Editorial, 2019) donde describes el devenir de los integrantes de una de las bandas mas importante de la escena metalera Cubana de los ’80 y ’90.

– ¿Cuál ha sido en estos años tu trabajo como guitarrista en España?

Nilo: En Abril de 1996 llegue a este país en una pequeña gira del grupo Rhodas y una vez aquí decidimos desintegrar el grupo, no regresar a Cuba y cada uno tomó su camino. De manera que el día que me desperté en el banco de un parque sin dinero y sin saber qué hacer lo primero que pensé fue que, músico difícilmente volvería ser y mucho menos de Heavy Metal porque de eso aquí no se puede vivir, además de donde iba a sacar el dinero para comprar una guitarra si no tenía ni para comer. Era la hora de olvidar los grandes sueños de mi juventud y enfrentarme a la realidad de la vida si quería sobrevivir aquí como emigrante. Diez años me costó obtener la nacionalidad española, en ese tiempo trabaje en lo que aparecía y apenas toque la guitarra. Pero cuando llego ese feliz día en que ya era ciudadano español me di cuenta que la única profesión que tenía era la de músico y como vivía en una zona turística habitada básicamente por ingleses, donde trabajaban muchos músicos británicos, penséque tal vez podría tocar instrumentales en algún restaurante y ganarme así la vida.

Imagen tomada por el Súper Artista Juan Miguel «La Cara del Rock Camagueyano»

Entonces fui a uno, pero me dijeron que necesitaban que cantara también. Regrese a casa ese día muy preocupado porque nunca había cantado solo y mucho menos en ingles y para ingleses, pero 6 meses más tarde volví ya con un repertorio como me dijeron, y ese es el trabajo que hago hasta la fecha de hoy. Toco hace ya más 15 años en bares y restaurantes de la zona turística de la costa mediterránea de Alicante con un repertorio basado en clásicos de la guitarra eléctrica del rock and roll y del pop-rock británico.

En un mes cumpliré 61 años y como dentro de cinco más tendré la edad de jubilación, si la salud y la vida me lo permiten, todo parece indicar que aquí terminara mi modesta carrera musical.

Un día, un cliente habitual de uno de estos locales me pidió que cantara algo original y por ello también he creado un repertorio propio basado en este tipo de público. No es ni Heavy Metal, ni para rockeros de Cuba ni de España, ni de ninguna parte del mundo. Es para un público específico ingles mayor de 60 años que es para el cual trabajo.

Luego he hecho algunos modestos videos, estilo video clip con mi propio teléfono para que no se quede en el olvido, y especialmente la balada «When you say goodbye» la grabe el día antes de ingresar en el hospital para mi operación de cáncer, y dentro del estado de shock le dije al amigo que me ayudo hacerlo, si muero lo colocas de todas formas en facebook y así le habré dicho adiós a todos mis amigos musicalmente. Afortunadamente, no he muerto aun y aquí estoy para hacer el cuento.

 

 

– ¿Que es de la vida de los otros Rhodas en España?

Nilo: Ellos están en las Islas Canarias. Iván en la isla de Lanzarote donde hace más o menos lo mismo que yo, pero tocando con diferentes bandas en los hoteles de la zona turística de allí. Y Oriel en Las Palmas de Gran Canaria, donde además de impartir clases de percusión en una escuela, es percusionista de las bandas que acompaña a cantantes como Braulio y José Vélez. Afortunadamente hemos logrado los tres estar trabajando en la música, teniendo con ello una estabilidad económica y emocional aceptable que nos ha permitido vivir hasta ahora con cierta dignidad en este mundo tan complejo.

Adquiere el libro de Nilo Nuñez «A Través de los Obstáculos» en Amazon AQUÍ

– ¿Cuáles fueron los motivos por los que te decidiste a escribir el libro? y ¿como fue el proceso para que lograra el interés de la editorial?

Nilo: Este libro lo comencé a escribir en Cuba en 1989, imprimí la primera parte rudimentariamente yo mismo en mi casa y lo circule entre mis amigos más cercanos, hasta que uno me dijo un día que me iban a meter preso por eso, entonces decidí guardarlo, pero me lo traje a España, y luego aquí en 2019 pensé que ya era el momento de sacarlo a la luz. Envié el texto a las editoriales que me respondieron interesadas y la que mejor me pareció, por su buena opinión al libro y su profesionalismo, le firme el contrato y ahí está «A través de los obstáculos». No es ni la biografía de Rhodas ni mi autobiografía tampoco, es una serie de relatos contados en primera persona de algunos de los mejores recuerdos que aun llevo grabado en mi mente, de una época que a pesar de los obstáculos fue inolvidable y maravillosa.

 

– ¿Pudieras abordar sobre las amargas experiencias de las incomprensiones a esta música?

Nilo: En el libro relato mucho de este tema, casi todo el tiempo, lo hice desde un plano sincero pero respetuoso y diplomático a la vez. No quería un libro político. Pero si quería un texto que abordara lo musical y que a la vez esta parte de la historia, sin miedos y sin complejos, no lo dejará pasar por alto. Así que le recomiendo a quién pueda interesarle que lo lea, porque creo se verá reflejado en él de una forma u otra.

 

– A pesar de los años, las canciones de Rhodas siguen formando parte del inconsciente colectivo metalero. ¿Cuál crees que ha sido el motivo?

Nilo: La verdad es que eso no lo sé, porque realmente aunque creo que nuestra incursión en el Heavy Metal fue intensa, al mismo tiempo es muy corta también si calculas los años de la existencia del grupo en general. La idea de la banda comenzó en 1978 siendo estudiantes de música en la E.N.A en la Habana, pero no la pudimos fundar hasta que terminamos los estudios en 1982. Y desde ahí hasta 1990, que fue cuando logramos ser reconocidos por las instituciones culturales como profesionales, más bien fuimos un grupo de Rock con tendencia al Pop en algunos casos (un pop-rock diría yo). Fue la mejor fórmula que pudimos encontrar para sobrevivir a tantos obstáculos a la vez en aquel tiempo, después a partir de 1990, que ya estábamos profesionales, si fuimos haciendo esa inclinación más rokera intencionadamente, como nos gustaba, y realmente el Heavy nos llego en 1994 con el demo «Al margen del silencio», aunque nos fuimos de Cuba a principios de 1996, fueron realmente unos dos años más o menos.

Tal vez la grabación de «Al margen del silencio» (1994) y luego «Cambiando los colores» (1995), seguido de la gira nacional después del gran premio obtenido en el festival de agrupaciones profesionales de la provincia; el primer festival de Rock, organizado y auspiciado por nosotros mismos en Camagüey; el concierto en el Teatro América de La Habana junto a Extraño Corazón y los increíbles conciertos junto a la agrupación Moncada en Santa Clara, entre algunas cosas más, puede que eso es lo que ha contribuido a que esa huella Heavy quedara en la mente de algunos.

 

 

– ¿Existirá la posibilidad de alguna reunión de la banda en el futuro?

Nilo: Estuvo muy cerca esa reunión. De no ser por el virus creo habríamos llegado a ello en Miami el año pasado o este. Allí teníamos muchos amigos que lo querían y en especial Floyd, que estaba haciendo un gran esfuerzo en ello, pero entre el tiempo que se necesitaba para tener los papeles en orden, llego este virus y ahí se jodió todo.

Y ahora hay que agregar que yo no estoy bien de salud, estoy recuperándome de un cáncer lo cual eso aleja aun más esa posibilidad, porque hasta que no este 100% no voy a hacer nada así. No es como ir a tocar en un bar o en un restaurante, esto lleva mucha presión a la que yo no puedo someterme por lo que todo parece indicar que esto puede que no suceda nunca. Pero quién sabe.

Rhodas en Concierto – España

 

– ¿Te has planteado la posibilidad de crear algún material nuevo de Rhodas en España?

Nilo: No me lo he planteado. Tengo canciones compuestas, pero para otro tipo de público como ya dije. Iván por su lado igual, y aunque este material nos pudieran servir, nosotros estamos muy enfrascados en el trabajo que hacemos, que tiene una competencia brutal en tiempos difíciles como los actuales, y además estamos viviendo muy distantes uno del otro lo cual hace casi imposible pensarlo.

 

 

– Sobre el CD «Cuba Guitar Vol.1», ¿recuerdas el tema el tema con el que participaste? y ¿tienes otros CD’s similares?

Nilo: Fue un honor estar en ese CD. Con tantos buenos músicos, amigos y compañeros de la guitarra. Desde que Juan Raúl me lo comunico me gusto la idea y dije que sí.

Yo tenía algunas canciones instrumentales compuestas, era lo primero que compuse después de vivir aquí en España, lo hice justamente cuando obtuve la nacionalidad española. Era un pequeño CD que titule «Sunrise (un nuevo amanecer para mí vida)», y aunque no estaba bien grabado y mis dedos estaban muy resentidos por los diez años que trabaje en otras cosas, casi sin poder tocar la guitarra, envié ese tema y la verdad es que fue un gran placer estar ahí. Pero no he participado en otro CD de estas características hasta la fecha.

 

 

– ¿Como es Nilo Núñez en su casa, a que te dedicas?

Nilo: He tenido el gusto de haber vivido 17 años con una mujer maravillosa con la que estoy casado aún, y en este momento por problemas personales y de trabajo, ella ha tenido que regresar a Alemania que es su país natal y como no puedo a estas alturas empezar a emigrar de nuevo a otro lugar aquí me he quedado. De manera que solo hablamos por teléfono actualmente, pero como yo soy un hombre que he aprendido aquí hacer todos los quehaceres de la casa perfectamente, en eso no hay problemas.

Ahora, lo mejor es que tengo en la casa una habitación-estudio habilitada con mis tarecos y ahí trabajo como en una oficina, 6 o 7 horas diarias. Preparo los distintos repertorios que tengo para restaurantes y bares, compongo música, me grabo y escribo mis libros que ya tengo dos publicados («A través de los obstáculos» y una novela de ficción llamada «El viaje equivocado») y en la actualidad estoy escribiendo otro nuevo a ver si puedo publicarlo el próximo año. En fin, no pierdo el tiempo mirando la TV.

 

– ¿Que palabras dirías para aquellos que aun no han leído tu libro?

Nilo: Cada vez que me llama o escribe alguien y me pregunta como estoy y me menciona algo de aquel tiempo le digo enseguida que debería leer el libro. Creo que pasara un rato de buenos recuerdos y que a pesar de todo le será divertido.

Seguramente alguien no le gustara, como todo en la vida, pero hasta ahora tanto tú como los demás que lo han leído me han dicho que les ha gustado y yo me siento feliz de haber dejado ese testimonio en un libro porque realmente lo merecía. En estos momentos estoy trabajando con un traductor oficial de ingles para ver si lo puedo publicar en inglés y en Inglaterra, porque sería una lástima que trabajando para ingleses no lo pudiera tener en ese idioma.

Nilo Nuñez en el mítico The Cavern Club Liverpool

– ¿Cual es el tema que aún más te gusta de los años de Rhodas en Cuba?

Nilo: Pues son varios, aunque a decir verdad en esta última etapa Heavy los temas del demo «Al margen del silencio» son mis favoritos.

Nos fuimos a Bayamo que había un estudio más o menos regular allí y además conocíamos a la persona que lo llevaba. El operador que tenía mejores conocimientos para grabarnos era el técnico de sonido de la Original de Manzanillo y como teníamos buenos amigos en esta orquesta, hasta allí nos desplazamos, le recogimos y le dijimos que no se preocupara que serian solo un par de canciones y nada más, pero lo cierto fue que tocamos de arriba abajo como si de un concierto se tratara los 12 temas sin parar que componían este demo, una locura que disfrutamos mucho.

 

– ¿Cuál de los conciertos que tuvieron recuerdas con satisfacción?

Nilo: Bueno entre 1990 y 1995 hicimos conciertos casi por toda Cuba, y muchos fueron muy buenos. En Santa Clara con Moncada hicimos tres consecutivos en el ’93, ’94 y ’95 que fueron  geniales. En el teatro América con Extraño Corazón en La Habana yo diría histórico para el grupo. Pero mis favoritos fueron siempre los del Teatro Principal de Camagüey, y entre ellos definitivamente son inmejorables los dos realizados con la Orquesta Sinfónica.

 

– ¿Que conciertos tuvieron cuando llegaron a España?

Nilo: Aquí recuerdo que hicimos uno en un pueblo, que tenía por cierto bastante rockeros, en la Isla de Las Palmas de Gran Canaria llamado Vecindario. Otro para la televisión en otra Isla Canaria llamada Fuerteventura, además de varias presentaciones en el Hard Rock Café del sur de Gran Canaria. Pero el más significativo fue en el Festival internacional  Zaidín en la Ciudad de Granada, donde estaban como cabeza de cartel Terrorvision y The Posies entre varias bandas españolas. Fue un lujo estar ahí.

 

 

– ¿Cuál es el futuro que crees que le depara a Cuba como Nación?

Nilo: Bueno eso es muy difícil de saber porque la política y los políticos son impredecibles. Yo le deseo lo mejor, tengo aun grandes amigos allí, pero como vivo tantos años aquí y nunca más he vuelto se poco de cómo están las cosas por allá realmente.

Pudiera decir que creo deberían seguir cambiando más cosas.  Pienso que si ya el dólar no es penalizado y circula libremente y si el Rock no se ve tan mal como antes y hay bandas y festivales sin problema, y si la gente tiene negocios propios, pues los principios de antes están cambiado de manera significativa. Lo bueno es que no se quedara en eso solamente, que se entendiera además que aunque hay personas que piensan diferente, no son del imperialismo como siempre se dice porque eso solo pone enemigos de por medio donde no existen. Deberían seguir trabajando para lograr que se pueda vivir mejor y en paz tantos los de dentro como los de fuera, con una economía que al menos resuelva los problemas básicos para que la gente progrese en la vida y se sienta bien.

Pero como yo no soy nadie y no vivo allí, eso no me corresponde a mí decir ni decidir. Eso tendría que ser resuelto, si así lo quieren, los que viven allá.

 

Rhodas y la tapa de la Enciclopedia del Rock en Cuba por Humberto Manduley Lopez

 

– ¿Podremos verte algún día acá tocando o colaborando con alguna banda?

Nilo: Pudiera ser posible, tengo grandes amigos allí que aprecio. Mira, no hace tanto tiempo recuerdo que Dagoberto Pedraja, extraordinario músico y amigo personal quien admiro y respeto mucho, me pidió autorización para hacer una versión de una canción de Rhodas y eso me encanto, vamos a ver cuando la saca.

 

 

– ¿Quieres decir algo que no te hubiera preguntado?

Nilo: Quiero aprovechar antes de terminar para dar las gracias a Metal World por darme esta oportunidad de conversar por aquí este rato, y en especial a ti hermano. Es una web por lo que he visto extraordinaria con muchos colaboradores y una calidad suprema en el trabajo.

Muchas gracias y suerte para todos.

Nilo

 

– Bueno hermano, gracias por tu tiempo para conversar con Metal World. ¡Un abrazo grande para ti!.