PREY FOR NOTHING – Kivshan (independiente, 2021)

PREY FOR NOTHING – Kivshan (independiente, 2021)

17 septiembre, 2021 0 Por TITO GUTIERREZ

Foto: The Visual Path – Creative Agency

 

PREY FOR NOTHING, una de las bandas de Metal más antiguas de Israel, surgió en 2006 de las cenizas de la banda de Power Metal progresivo, DamnNation, quienes eran conocidos principalmente por haber tocado en varios shows con el ex-líder de Iron Maiden, Paul Di’Anno.

Su álbum debut «Violence Divine», bajo la guía magistral de Jacob Hansen, fue lanzado en 2008 por el desaparecido sello holandés Rusty Cage Records. En 2010, la banda viajó a Polonia para grabar su segundo álbum, «Against All Good and Evil», en los Hertz Studios para un lanzamiento en 2011 a través de Massacre Records. En 2014, los fanáticos pudieron disfrutar del tercer álbum de la banda, «The Reasoning», que lamentablemente también marcó el final de la alineación original de Prey For Nothing. La banda se tomó un descanso para buscar reemplazos y completar la alineación nuevamente, que finalmente regresó con toda su fuerza en 2016 cuando fueron recibidos con los brazos abiertos por la escena del metal extremo de Israel, ahora con los nuevos guitarristas Michiel Rutten (Fuelblooded, ex-Tornado) y Dima Kogan (ex-Stormy Atmosphere) en el redil uniéndose a los miembros fundadores, el vocalista Yotam ‘Defiler’ Avni y el baterista Iftah Levy

Después de regresar al escenario, Prey For Nothing comenzó a escribir material para lo que sería su cuarto álbum de larga duración titulado «Kivshan». Con un sonido nuevo, más avanzado y más pesado, es el resultado inmediato de una banda que busca y alcanza nuevas alturas creativas mientras se mantiene fiel a sus raíces y al sonido característico al mismo tiempo. Magistralmente mezclado en Alemania por Victor Santura (miembro de las bandas Triptykon, Dark Fortress), y con el arte de portada del reconocido artista Eliran Kantor, «Kivshan» se lanzó digitalmente en todas las plataformas principales el 7 de mayo de 2021 y en CD a principios de agosto.

Luego de girar por Europa varias veces y ser soporte, entre otros, de Annihilator, Amorphis, Paradise Lost, Finntroll, Aborted y más, y encabezar varios festivales de Metal en Israel, la banda está lista para atacar el futuro con un nuevo bajista en sus filas, Anatoli ‘Tolik’ Kashenka, y un nuevo álbum como la evidencia más fuerte posible.

Actualmente, la banda está planeando shows para el resto de 2021 y la primera parte de 2022, y al mismo tiempo, ha comenzado el proceso de escritura para el álbum número cinco, para beneficiarse completamente de la creatividad recién descubierta dentro de la banda.

«Angels Of Atheism» abre el disco con guitarras afiladas con un crudo machaque Death Metal riffero y con arrebatos vocales en un atronador registro gutural. Posee rastros progresivos pero es muy pegadizo y suena genial. «The Sword Devours» es una canción más melódica y de un tempo menos acelerado que tal vez le quita agresividad aunque no calidad. «Ocean Of Tar» presenta otra dinámica con pasajes destacados de todos los componentes en una variada y entretenida composición, por momentos con toques magistrales. «Each Other’s Throats» explora un sentimiento oscuro con una voz más desgarrada que aquí sobresale en gran forma, en donde la música transita un sendero irregular de excelente técnica y visión musical dentro de las melodías e inflexiones que son propiedad de la banda y del estilo.

«Kivshan» tiene un comienzo acústico épico de muy buena factura y algunas reminiscencias iniciales al Metal tradicional y al power, entrando en un ambiente luminoso que corta al principio el panorama recorrido hasta aquí. Luego da un respiro en cuanto a tempo se refiere quitando violencia a su interpretación, pero tengo que decir que todo lo que contiene este track justifica cada uno de los siete minutos que dura. «The Pinnacle, Pt 1: Peshat» es muy potente y muy al estilo nórdico en mi opinión. Destaca un Groove melodioso, y aunque la frase parezca contradictoria, tal vez cuando escuchen lo entiendan… o tal vez no. Lo que no se puede negar es que es un gran tema. «The Pinnacle, Pt 2 Remez» contiene un elaborado riff y una fascinante cadena de melodías que aportan texturas y matices a buen ritmo, con una combinación de voces limpias, corales y podridas, todas excelentes. «The Pinnacle, Pt 3 Derash» vuelve a la senda del machaque más thrasher con unas guitarras cambiantes y una base muy trabajada. Voy a elogiar aquí las intervenciones de los solos y detalles agudos de guitarra por su calidad en este tema pero también en los anteriores.

Para el noveno y ultimo tema de la saga de los cuatro últimos de la obra, «The Pinnacle, Pt 4: Sod», Prey For Nothing reafirma el gran sonido en el que se entiende todo lo que musicalmente interpretan de gran forma. Unos cuantos tips progresivos de los buenos, conjugados con la voz penetrante y algunos de los fragmentos más complejos del álbum se expresan aquí para un cierre a lo grande, en un trabajo donde cada nota y cada composición aporta desde distintos lugares aun todo muy compacto y de múltiples facetas, conectando diferentes emociones que por lo menos a mí me impresionaron gratamente.

«Kivshan» es un álbum intenso y profundo con pasajes entretenidos y otros oscuros, en un buen balance donde cada sonido parece encajar en un denso y agradable rompecabezas musical, que se mantiene dentro de los límites del Death melódico casi siempre, pero que puede romper las barreras del genero por su calidad y por qué en ningún momento pierden la esencia de las influencias más variadas del Heavy Metal.

Sigue a PREY FOR NOTHING en sus redes sociales de FacebookInstagram y escucha su discografía en las plataformas digitales de SpotifyDeezerApple MusicAmazon Music.