VICTORY – Gods Of Tomorrow – (AFM Records, 2021)

VICTORY – Gods Of Tomorrow – (AFM Records, 2021)

3 noviembre, 2021 0 Por TITO GUTIERREZ

 

Diez años después de su último álbum de estudio, «Don’t Talk Science», los titanes alemanes del Hard Rock, VICTORY, han anunciado su regreso con un nuevo álbum. «Gods Of Tomorrow» que se lanzará el 26 de noviembre de 2021 a través de AFM Records.

La icónica banda que se formó en 1984, pertenece a uno de los grupos de Hard Rock más distintivos y puntas de lanza de su género. VICTORY clasificada junto a Scorpions, Accept y Halloween como la banda alemana más exitosa, tocó en innumerables espectáculos en escenarios y festivales en todo el mundo y lanzó diez albumes hasta la fecha. Después de varios cambios de alineación y años en pausa, en 2003 la banda anunció su reunión. «Don’t Talk Science», lanzado en 2011, fue el último trabajo de la formación original, pero el guitarrista Herman Frank, que también era miembro de Accept, nunca renunció a su VICTORY y decidió continuar con la banda.

Renacidos, más pesados ​​y más fuertes que nunca, esta primavera volverán a la escena musical, con una formación de clase alta compuesta por Frank a la guitarra, el vocalista Gianni Pontillo, el guitarrista Mike Pesin, Malte Frederik Burkert en el bajo y el baterista Michael Stein.

Herman Frank dice: «Un viaje infinitamente emocionante y turbulento hace una escala con el nuevo álbum de Victory ‘Gods Of Tomorrow’. Pero toda la historia está lejos de estar dicha todavía…».

«Intro» + «Love & Hate» demuestra, al empezar el álbum, la calidad de esta banda con ese potente hard rock donde destaca la forma en que Gianni Pontillo asume el control desde la voz sumado a la contundencia del sonido de sus compañeros, apostando por una identidad propia que no sale tanto de lo clásico pero que tampoco es igual a ninguna otra banda. «Gods Of Tomorrow» es gancho y garra rockera, una composicion más elaborada y riffera con una guitarra aguerrida y un ritmo bastante rápido. Buen track que da nombre al album. Siguiendo la linea de los temas de apertura nos encontramos la poderosa «Cut To The Bone», nuevamente apoyados por unas guitarras crudas y una interpretación sólida. «Dying In Your Arms» es una especie de balada a medio tiempo de atmósferas envolventes que es realmente efectiva y acorde al estilo, levantando un poco el tenor en algunos pasajes.

«Hold On To Me» se mueve en los rieles más clásicos de un ambiente hard y próximo a elementos corales del glam noventero. Como corresponde al género es pegadizo. El muy rockero «Into The Light» cumple con una característica que me gusta mucho de esta gran banda y es que no pierde la dureza en ningún momento e interpreta su estilo entre el rock duro y el hard rock clásico con dientes apretados y con una composición cuidada a la que no le hace falta más nada. Por lo menos a mí me parece un rasgo sobresaliente la garra que ellos le pueden imprimir a este tipo de música. Bajamos el ritmo para escuchar «Mad», con un tinte algo más oscuro y denso que repite un riff hasta el agradable coro de cierta epica. Cuenta también con un gran solo de guitarra. «Unconditional Love» es una contundente melodía que suena a hit y me mantuvo atrapado desde su simpleza e interesante rítmica.

«My Own Desire» es un vibrante heavy rock bastante tradicional aunque no pierde sus líneas melódicas, pero en mi opinión, sobresale lo pesado impulsado principalmente por la base de bajo y batería. «On Fire» tiene un buen riff y de alguna forma me remite a Van Halen aunque no suelo hacer comparaciones tan directas. Es una gran canción. «Rising Force» no es el éxito de Yngwie Malmsteen aunque comparte nombre. En la vena del hard rustico y caprichosamente catalogado de rutero por mi, esta canción resume en parte todo lo que hemos descrito hasta ahora: gancho, riffes, «In Rock We Trust», hace honor al nombre y es un himno al estilo del rock duro a secas que no busca glamour pero que penetra la carne por todos los sentidos y logra asi su objetivo, según creo. «Leave You Alone» cierra el album con una impronta discreta sin resignar calidad pero apelando a una formula menos poderosa promediando una obra realmente buena y consistente, que debe ser recomendada para amplios segmentos de fans que gusten de la buena música.

Mientras continúa su largo camino VICTORY demuestra con «Gods Of Tomorrow» que todavía poseen un lugar junto a las mejores bandas de Hard Rock internacionales.